Noviembre 22, 2022 In Derecho de Familia

¿Cómo funciona el cuidado compartido en Chile?

El cuidado compartido en Chile, antes llamado tuición compartida, se presenta cuando ambos padres que están separados o divorciados establecen un acuerdo sobre el cuidado personal o tuición del hijo en partes iguales.

En otras palabras, los hijos podrán convivir con ambos padres en proporciones de tiempo iguales o equitativos.

Por ejemplo, puede que los niños convivan quince días con la madre y los siguientes quince días con el padre. Los periodos de tiempo lo establecen los progenitores de común acuerdo.

A diferencia de otros países latinoamericanos donde la guarda o cuidado personal de los hijos se le otorga de preferencia a la madre, dejando al padre con un régimen de visitas, en el año 2013 en Chile se promulgó la Ley 20.680, conocida como “Ley de Tuición Compartida”.

Esta ley vino a modificar el Código Civil con el objetivo de dar al padre la posibilidad de tener el mismo derecho de tuición que tiene la madre.

Si usted está interesado en saber cómo pedir la tuición o el cuidado compartido de sus hijos, debe saber lo que vamos a explicar a continuación.

¿Cómo se da el cuidado compartido en Chile?

Si ambos padres quieren ejercer el cuidado personal de los hijos, el primer paso es conversar para llegar a un común acuerdo.

La idea es que ambos padres puedan establecer cuánto tiempo convivirán los hijos con cada uno de ellos. Estos tiempos pueden ser en términos de días o semanas o quizás un mes con el padre y el siguiente mes con la madre.

Lo importante es que el tiempo debe ser equitativo, es decir, un tiempo compartido en una proporción de 50% para cada padre con sus hijos.

El acuerdo también debe incluir aspectos como, por ejemplo, cuál de los padres se encargará de pagar educación y ropa, mientras que el otro se encargaría de la alimentación y la parte recreativa.

Al llegar a un acuerdo, ambos padres deben recurrir a un abogado para que redacte el acuerdo, el cual se debe plasmar por escritura pública, y luego presentar ante los tribunales de justicia a efectos de solicitar la aprobación del mismo.

Con este acto queda establecido el cuidado compartido entre ambas partes y si uno de los padres no cumple con el acuerdo, el otro progenitor podrá hacer valer sus derechos legalmente y la parte que incumpla.

Pero la realidad es que no siempre los padres logran llegar a un acuerdo y hemos tenido muchos casos donde el padre o madre, desea ejercer el cuidado en forma exclusiva para lo cual deberá recurrir ante los tribunales de justicia a efectos de un tribunal pueda determinar el ejercicio de los cuidados por uno de los padres.  

Proceso para demandar el cuidado personal en Chile.

Cuando no existe acuerdo para un cuidado compartido, y uno de los padres desea ejercer el cuidado en forma exclusiva, la ley establece como requisito previo a la demanda,  haber pasado por el proceso de mediación familiar.

En este caso, el progenitor demandante debe acudir a un centro de mediación donde solicita una consulta con un mediador, el cual cita a ambas partes a una reunión.

El objetivo de esta citación es que el mediador logre que ambos padres lleguen a un acuerdo sobre la tuición compartida en el evento de existir acuerdos en esos términos, o bien que se radique en forma exclusiva en uno de ellos.

Al lograr un acuerdo, el mediador levanta un acta de mediación que se presentará ante un Tribunal de Familia para que el mismo apruebe el acuerdo alcanzado.

En el caso de que el mediador no logre el objetivo, declara el proceso como frustrado en ese instante el padre interesado en lograr el cuidado podrá iniciar una demanda de cuidado personal ante los tribunales de justicia.

Una vez que el abogado del padre solicitante presente la demanda ante tribunales, ambas partes deberán acudir al juicio con sus respectivos abogados para presentar sus argumentos y un Juez tomará decisión basándose en el bienestar de los hijos, lo cual además  dependerá del estudio del caso, los argumentos y la situación personal de cada uno de los padres en términos de dónde vive, dónde trabaja, entre otros parámetros que se evaluarán en el juicio.

¿Diferencia entre cuidado personal exclusivo y cuidado compartido?

Básicamente, el cuidado personal exclusivo, también llamado monoparental, es cuando la guarda y custodia de los hijos queda a cargo de uno de los progenitores, que puede ser el padre o la madre.

¿Cómo se aplica el régimen de visitas en el cuidado compartido y en el cuidado exclusivo por uno de los padres en Chile?

Cuando está establecido el cuidado compartido se puede decir que no existe un régimen de visitas porque ambos padres participan activamente y en tiempos iguales en el cuidado de los hijos.

Lo que existe son maneras de ejercer esta tuición compartida.

La primera que podemos ver es donde los hijos viven en una casa y son los padres los que se turnan en diferentes periodos para cuidar a los hijos.

Bajo este régimen los niños no tienen que cambiarse de domicilio, lo cual podría darles más estabilidad en sus rutinas diarias, pero los padres si deben moverse de domicilios en los periodos acordados para el cuido de los menores.

La segunda manera, es cuando cada progenitor tiene su propio domicilio y los hijos deben moverse de una casa a otra en los periodos en los que corresponda el cuido de cada padre.

Y la tercera manera, y menos frecuente, es cuando los padres comparten el mismo domicilio en donde cuidan a sus hijos, pero cada progenitor tiene su propio espacio o habitación.

No hay convivencia como pareja, pero sí como dos personas que se dividen el cuidado de los hijos en una misma casa.

Este último régimen es poco frecuente de ver porque siempre genera complicaciones de convivencia entre los padres.

En el caso que el cuidado sea ejercido solo por uno de los padres, se establece en favor del otro un régimen comunicacional que puede pactarse de común acuerdo, o bien por medio de los tribunales de justicia presentando la demanda de relación directa y regular, para que sea un tribunal quien regule el mismo, en el evento de no existir acuerdo.

Resumen.

El gran objetivo del cuidado compartido en Chile es que los menores de edad sigan en contacto estrecho con cada uno de sus padres para fortalecer los lazos con cada uno de ellos y además puedan superar de una manera más rápida el trauma de la separación de sus padres.

También, fomenta el cuidado y la corresponsabilidad de cada uno de los padres para con sus hijos y los obliga a llevar una relación saludable en pro del beneficio y sano crecimiento de sus hijos.

Si usted está pensando en pedir la tuición compartida de sus hijos o necesita consultar sus dudas para comenzar el proceso, póngase en contacto con nosotros que rápidamente le daremos la mejor orientación en su caso.